¿Porqué construir un jardín en el tejado de tu hogar de Barcelona?

Bienvenidos un día más al blog de Àrea Verda, una empresa especializada en la jardinería. En la entrada de hablaremos sobre por qué es importante que se construyan tejados ajardinados en los edificios.

Construcción de jardines en cubiertas de Barcelona

La ciudad de Barcelona es una muestra de ciudad europea que apuesta por la construcción de jardines en los tejados de las viviendas, apuestan por las cubiertas verdes. Las cubiertas verdes son un componente muy importante en la evolución del urbanismo sostenible que se está desarrollando en Barcelona. La construcción de jardines en los tejados de los edificios contrarresta la pérdida de los espacios naturales de Barcelona, además dan uso a muchos metros cuadrados que están desaprovechados.

Este tipo de construcción de jardines puede instalarse en casi todas las cubiertas, se pueden ajardinar aquellas con zonas de sombra, con baja capacidad de carga, edificios altos, con acceso limitado, y con hasta 45 grados de pendiente. En los edificios antiguos también, pero antes se hace un estudio técnico de la cubierta.

La cobertura de vegetación puede ser total o parcial, y pueden alternarse espacios con vegetación y zonas pavimentadas, con mobiliario, pérgolas o huertos. Gracias a la tecnología actual se han desarrollado sistemas de cubiertas verdes que intentan imitar la naturaleza mediante un mecanismo constructivo multicapa, cada capa satisface une necesidad que tiene la planta y todo el sistema.

Las comunidades de propietarios de Barcelona que más se interesas por estas instalaciones son los que tienen propietarios que no superan los 40 años.

Beneficios de la construcción de jardines en tejados de Barcelona

La construcción de jardines en tejados de Barcelona trae tanto ventajas económicas y ecológicas, como ventajas para el medio ambiente y los habitantes de la propia ciudad. Estas cubiertas verdes aportan muchos beneficios al medio ambiente y al propietario del edificio, ya que tiene función de aislamiento térmico, alargan la vida de la impermeabilización, retiran gran parte del agua de las precipitaciones, minimizan la contaminación atmosférica y acústica, y por último, reducen el efecto isla de calor de la ciudad de Barcelona. Además, provocan un efecto toldo que reduce hasta un 30% el gasto en climatización y absorbe las ondas sonoras reduciendo el ruido medioambiental considerablemente. Tu inmueble también se puede ver revalorizado un 12%. Finalmente, si se hace bien la cubierta, puede durar 10 veces más.