Tipos de macetas para cada planta

Aprende a escoger tus macetas para que tus plantas luzcan siempre bien

A la hora de iniciarse en el mundo de la jardinería una de las herramientas clave son las macetas. Si cada planta es un mundo, ¿porque no lo iba a ser el sitio donde residen?

Distinguirlas por material, tamaño y ubicación es lo principal para escoger la correcta, y todo esto dependerá de el tipo de planta que queramos poner en ella.

  • Para plantas que precisan mucha humedad quizás las macetas de plástico sean la mejor opción, estas la conservan durante más tiempo que el resto debido a que son porosas.
  • Las macetas de piedra se deben escoger para plantas que no haga falta mover ya que son pesadas, si no están en un sitio accesible se recomienda poner plantas que tengan poco mantenimiento. Los cactus y las enredaderas serían una buena opción.
  • El barro por otro lado siempre nos a gustado mucho en el mundo de la jardinería, son un buen elemento decorativo, pero debemos tener en cuenta que este material provoca el paso del aire con mayor facilidad. Así que la tierra se seca antes.
  • Con madera también se hacen macetas que destacan por ser muy decorativas. El problema de estas es que con el tiempo si están en una zona de mucha humedad y contienen una planta que precisa mucha agua, no sería de extrañar que les salieran hongos.
  • El metal el unos de los elementos que se a incorporado más recientemente en jardinería, si se quiere usar lo correcto sería que cubriera una maceta de otro material. Ya que al metal en contacto directo con la humedad no tardaría en salirle oxido.

En jardinería uno de los factores clave es saber si las plantas que deseo tener son de interior o exterior, no todas las plantas aguantan las mismas temperaturas.

  • El exterior es perfecto para las macetas más resistentes (barro, plástico, piedra o metal), estas se pueden conseguir en multitud de diseños, tamaños y formas.
  • Sin embargo, el interior es más conveniente para las de plástico y madera, ya que estas son las que se deterioran antes.

Por otro lado, cuando disponemos de poco espacio, pero queremos rellenar un hueco con una planta. Tenemos las macetas colgantes, estas las podemos encontrar con facilidad de cualquier material.

Finalmente recordad, antes de comprar una maceta medir bien el espacio donde queremos ubicarla. Infórmate correctamente de lo que necesita la planta que quieres, el tipo de maceta depende del tipo de planta y viceversa. La ubicación dependerá de la luz que requiera y de la temperatura. Puedes empezar con un par de plantas e ir augmentando conforme observas si se están adaptando bien a estos factores.