VENTAJAS DEL CÉSPED NATURAL

Un césped ideal tiene que ser suave al tacto, de un color verde intenso, que crezca fuerte, compacto y energético, que resista a las posibles enfermedades y estas características solos las puede tener el césped natural La elección del césped es una decisión esencial porque es posible que pases más tiempo en el césped que dentro del agua y eso ya sea para tomar el sol, para vigilar a los más pequeños, para tomar algo bien fresquito o sencillamente para descansar después de una jornada de trabajo.

Si estáis pensando en instalar césped natural, Àrea Verda es la mejor solución. Àrea Verda constituye la mejor solución integral para particulares, comunidades y empresas públicas. Asimismo, trata de una empresa con una amplia trayectoria en la distribución de césped natural de última generación.

 

¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS DEL CÉSPED NATURAL?

A continuación, vamos a explicares algunos de las ventajas y los inconvenientes que aporta el césped natural.

  • ASPECTO

El césped natural tiene un aspecto que, aunque pueda ser copiado por el artificial, nada tiene que ver con el tacto o hasta, con el olor. Y también tienen una frescura que no se puede comparar con nada, porque el césped natural siempre se siente fresco y aunque puede que el artificial copie bien su acabado, la verdad es que tumbarse sobre césped natural es como realizarlo en una cama de naturaleza.

  • MANTENIMIENTO

Cierto es, que un césped natural necesita una serie de tratamientos para conservarlo en condiciones óptimas: siega periódica, erradicación de malezas, riego frecuente y demás. Todos los aspectos que necesiten tiempo y esfuerzo y hacen que la hierba natural sea algo cara para mantenerla en muy buenas condiciones.

  • GASTO

También está la cuestión económica, que está relacionada a la compra de fertilizantes y abonos y al mayor consumo de agua, sin dejar de lado los costos menores como el consumo de cortadoras de césped. Estas buenas prácticas de conservación hacen que las superficies de césped natural sean claramente más caras que las superficies de hierba sintética.

  • INSTALACIÓN

Pero, por otra parte, la hierba natural se puede instalar solo en superficies naturales y se elabora colocando rollos o terrones, porciones de tierra con hierba natural dispuestas en el suelo, pero también se puede realizar con una siempre uniforme de semillas de césped.

Claramente, aparte del uso que le vayas a dar al césped, tienes que tener en cuenta el clima, el suelo, el drenaje, la sombrea, el agua disponible y la climatología.

Y si te preguntas por la cantidad de tierra que requieres para implantar el césped natural, te podemos decir que necesitas una buena capa de 20 cm de tierra, para que la hierba se asiente con fuerza. El tipo de tierra más ideal es la arenosa y que esta esté suelta y no pesada ni arcillosa.