Consejos de jardineros para recuperar una planta con exceso de riego

Somos muchas las personas que estamos empezando como jardineros en Sabadell, y como principiantes, debemos tener en cuenta que es muy normal que algunas plantas se mueran, así como que nos equivoquemos en algunos parámetros como la cantidad de riego. En estos casos, los jardineros de Sabadell tienen algunos consejos que nos pueden ser de gran ayuda si tenemos una planta con exceso de riego y queremos recuperar antes de que muera.

Muchas veces creemos que debemos regar todas las plantas por igual, pero lo cierto es que, depende de la época del año y del tipo de planta, el riego puede variar en gran medida. Es importante que, si queremos ser unos buenos jardineros en Sabadell, conozcamos las necesidades de cada una de las plantas de las que disponemos. De esta forma, nos aseguramos de que los cuidados que le estamos dando son los que realmente necesitan.

Por supuesto, antes de creer que hemos cometido un error de este tipo, debemos saber identificarlo. Los síntomas más comunes que podemos encontrar en nuestras plantas para saber que tienen un exceso de riego son: las hojas no crecen y las que son nuevas son de color café, las hojas inferiores se vuelven amarillas, los tallos principales de marchitan, la planta no crece y la tierra se vuelve de un tono verdoso.

¿Cómo recuperar una planta con exceso de riego en Sabadell?

Como jardineros de Sabadell, lo primero que debemos hacer es sacar la planta de la maceta y revisar si las raíces son de color café. Aunque es difícil recuperar una planta con exceso de agua, si las raíces siguen blancas quiere decir que todavía están sanas. En el caso de que ninguna de las raíces de la planta sean blancas, lo cierto es que no podremos hacer nada por salvarla.

Cuando hayamos detectado cuales son las raíces de color café, debemos podarlas con tal de eliminar aquellas partes que han dejado de funcionar correctamente de la planta. En el momento en el que nos queden todas las raíces blancas, debemos rociarlas con un fungicida para evitar el desarrollo de hongos. Una vez hecho, debemos envolver el capellón con papel de cocina, y dejarla un día de esta manera.

Antes de volver a sembrar la planta, es necesario que pongamos una capa de grava en el fondo de la maceta con tal de asegurarnos de que su drenaje es el correcto. Por otra parte, debemos poner tierra totalmente seca para eliminar el exceso de agua de las partes que sigan mojadas de la planta. Para volver a regarla, deberemos esperar unos tres días y cuando empecemos debemos hacerlo de una forma muy escasa.