¿Cuál son las ventajas que presenta el césped artificial frente al césped natural?

Cada vez es más común la instalación de césped artificial en las viviendas. Este tipo de producto con el paso del tiempo esta teniendo más y más aceptación en temas de decoración y paisajismo.

 ¿Todavía no has decidido instalar césped artificial en tu jardín?

El césped artificial cumple perfectamente con las necesidades de los clientes que deciden instalarlo, reportando un resultado excelente. La decisión final de instalar césped artificial es debido a que el césped artificial luce un aspecto impecable y destaca por su realismo frente al césped natural, apenas puede diferenciarse a simple vista de este. La verdad es que el césped artificial tiene una apariencia perfecta los 365 días del año. El clima, la situación de la vivienda o la falta de tiempo son algunos de los factores que hacen que los clientes se planteen la posibilidad de disponer de un césped artificial en su jardín.

A continuación, presentare algunas de las ventajas que tiene el césped artificial frente al césped natural, y comprobareis vosotros mismos que este tipo de instalación conlleva más aspectos positivos que negativos.

Ahorro de tiempo y de dinero: Con el césped artificial se reduce el mantenimiento necesario para que el aspecto del jardín sea estupendo. Apenas se riega. Nunca se corta ni se abona. Por lo tanto, supone un ahorro considerable de agua y otros recursos que con césped natural tendríamos que utilizar para conservarlo en buen estado.

Se puede instalar en cualquier superficie: El césped artificial se puede instalar sobre tierra, hormigón o cemento, baldosa…

Apariencia perfecta todo el año: El césped artificial presenta una apariencia y aspecto siempre realista y agradable, apenas diferenciable del césped natural a simple vista.

Gran capacidad de drenaje: El césped artificial es resistente ante las inclemencias del tiempo: Lluvia, sol, nieve o heladas.

Es un producto limpio e higiénico: El césped artificial no produce ningún problema de salud, ni reacciones alérgicas de ningún tipo. A diferencia del césped natural, el césped artificial no acumula bacterias, ácaros, insectos o gusanos, ya que al ser artificial no les atrae tanto la superficie.

Adaptación para instalarse alrededor de piscinas: El césped artificial es idóneo para instalarse alrededor de una piscina, es antideslizante y, además, es muy resistente a productos químicos: No le afecta el cloro. Es decir, el césped artificial no se decolora ni sus fibras se deterioran, aunque esté pegado a la piscina.

Fácil instalación: Es muy fácil realizar la instalación de césped artificial, especialmente sobre hormigón y baldosa. En ocasiones, instalar sobre tierra es más complicado, ya que dependiendo del terreno sería necesario obra menor, en el resto de lugares mencionados lo puede instalar cualquier persona, sin la necesidad de ser un profesional.

Ahora que ya sabéis los beneficios de instalar césped artificial en vuestro jardín, solo os queda buscar y contratar a una empresa de confianza de instalación de césped artificial y disfrutareis de un magnifico verano junto vuestro césped artificial.