Pasos a seguir para mantener un jardín sano

 

Tener un jardín cuidado y sano es lo que toda persona desea tener, ya que ver un jardín reluciente es muy agradable. Poder disfrutar del olor a un jardín cuidado, unas hojas saludables de las plantas, la belleza de las flores y de la tranquilidad que aporta y se respira en él, es un lujo y un deseo que cualquier persona puede conseguir siempre y cuando se lo proponga. Es por este caso por lo que realizar este tipo de tarea se convierte en una experiencia nueva, diferente y a la vez asombrosa.

Las plantas, como todo el resto de seres vivos, se deben de cuidar y tener un mantenimiento en el jardín para que estén sanas, tengan un cuidado ideal y no se estropeen. Es verdad que hay personas que no tienen conocimientos sobre el mantenimiento de los jardines o de jardinería en si, por eso en el blog de hoy vamos a ofreceros una serie de consejos y trucos para mantener tu jardín y que quede totalmente sano y cuidado.

1. Abonos caseros

En casa estamos acostumbrados a tirar cosas que no utilizamos y que para nosotros no son útiles. En este caso, las plantas tienen productos y materiales los cuales para ellas sí que son útiles y que pueden ayudarles a mantener un cuidado y un estado sano. Estas son:

– Ceniza de madera: son una importante fuente de potasio, magnesio, fósforo y calcio. Esto se debe de espolvorear por alrededor de las plantas para así conseguir que crezcan.

– Gelatina en polvo: contiene un nutriente esencial para el crecimiento y el mantenimiento del jardín que es el nitrógeno. Se debe de echar una cucharada cada dos semanas al pie de la planta.

– Pieles de plátano: contienen potasio, el cual es un nutriente muy esencial para las plantas. Estas se deben de colocar en la superficie de la tierra o enterrarlas un poco.

2. insecticidas para proteger el jardín

Antes de utilizar ningún químico, vale mucho más la pena probar unos insecticidas naturales, como pueden ser:

– Ajo: hay que dejar tres ajos en un litro de agua durante 24 horas dentro de un recipiente tapado. cuando pasen las 24 horas, se debe de colar y polvorizar la zona dos veces al día durante una semana, haciendo así un mantenimiento de las plantas libres de pulgones, ácaros y bacterias.

– Aceite: debes de pasar un pincel directamente sobre la planta para eliminar las cochinillas.

– Cebolla: corta dos cebollas y déjalas en dos litros de agua durante cuatro días. una vez pasado estos cuatro días cuélalas y pulveriza las plantas dos veces al día para eliminar la araña roja, pulgón y mosca blanca.

3. Elimina las malas hiervas

– Vinagre: el ácido acético del vinagre mata aquellas malas hiervas de las plantas, pero no las raíces, por eso es solo aconsejable utilizarlo para eliminar las hierbas jóvenes. se aplica con regadera o pulverizador.

– Sal: este lo deshidrata todo. se debe de colocar un poco en la base de la planta que no deseas tener, y pronto se secará.