Tipos y características de la pérgola

Bienvenido un día más al blog de Àrea Verda, tu empresa especializada en el diseño y construcción de todo tipo de jardines. En la nueva entrada de hoy hablaremos sobre qué tipos de pérgolas podemos encontrar en el mercado y cuáles son sus características. Repasaremos todas ellas con tal de averiguar cuál puede ser la más idónea para el jardín de nuestra vivienda.

Existen pérgolas de distintos materiales, con distintas formas y tamaños con la finalidad de que cada vivienda pueda escoger una que se adapte a sus necesidades y preferencias. Para escoger la pérgola, lo primero que debemos tener en cuenta es el diseño de nuestro jardín y, por supuesto, las condiciones meteorológicas que deberá soportar.

Pérgolas de distintos materiales

Si estamos buscando una pérgola, lo más seguro es que no sepamos que material escoger, ya que en el mercado hay una gran variedad y con prestaciones algo distintas. A continuación veremos los distintos materiales en los que se suelen fabricar las pérgolas.

    • Madera: dentro de este material, existen distintos tipos de pérgolas para nuestro jardín, que pueden ser más o menos resistentes según su fabricación e instalación. La madera aserrada no es muy segura, ya que su estructura no soporta mucho peso, pero la madera laminada encolada es muy común gracias a su gran resistencia y calidad.
    • Aluminio: las pérgolas de aluminio son las más ligeras del mercado, ya que este material no tiene un gran peso. Además, este tipo de pérgolas no requiere mucho mantenimiento y son muy resistentes y duraderas. El único inconveniente del que disponen este tipo de estructuras es que su instalación en nuestro jardín es algo más costosa.
    • Acero: este tipo de pérgolas tienen una estructura muy sólida y robusta aunque algo menos resistentes a las condiciones climatológicas. Esta estructura no es idónea para instalar en lugares muy húmedos debido a que pierde sus calidades físicas.

Características de las pérgolas

Las pérgolas para jardines tienen el objetivo principal de hacer sombra en la parte exterior de nuestra vivienda. De esta forma, las fabrican con la finalidad de que sean muy resistentes y aguanten perfectamente las condiciones meteorológicas del exterior.

Independientemente del material del que esté fabricada una pérgola, siempre esta tratada para que resista lluvia, nieve y viento. Al igual que su estructura está especialmente pensada para soportar durante muchos años sin moverse ni una milésima.

La razón principal para escoger un material debe ser por las condiciones meteorológicas del lugar donde se va a instalar, seguidamente, cabe destacar que es importante escoger el material que más se adapte al diseño y estilo tanto de nuestro jardín como de nuestra vivienda.