Principales ventajas del suelo porcelánico imitación madera

Bienvenido un día más al blog de Àrea Verda, tu empresa de confianza especializada en el diseño y construcción de todo tipo de jardines. En la nueva entrada de hoy hablaremos sobre que es el suelo porcelánico imitación madera y cuáles son sus principales ventajas para instalarlo en nuestro patio o jardín.

El suelo porcelánico imitación madera está causando tendencia entre los diseñadores de jardines actuales, y no es para menos, ya que este suelo dispone de las características estéticas de la madera pero con las grandes prestaciones de un suelo porcelánico.

Lo primero que debemos saber es que cada vez son más las viviendas que disponen de este tipo de suelos, pero nunca será igual que el nuestro, ya que existen distintos tipos: madera de roble, nogal, haya, castaño, etc. Será necesario que escojamos aquel que más combine con el exterior de nuestra vivienda.

Ventajas del suelo porcelánico imitación madera

Seguidamente veremos una pequeña lista en la cual veremos cuáles son las principales ventajas del suelo porcelánico imitación madera:

    • Durabilidad: este tipo de suelos se utilizan para revestir todo tipo de patios y terrazas gracias a que ofrece una gran resistencia tanto a los golpes como a los arañazos. Por lo tanto, aunque tengamos mascotas y niños pequeños, este suelo sigue siendo ideal, ya que aguantará muchos años en perfecto estado.
    • Baja absorción: una de las características más débiles de la madera es que absorbe el agua muy rápidamente y se daña, además de adquirir un aspecto muy envejecido. El suelo porcelánico imitación madera no requiere ningún tipo de mantenimiento especifico y se comporta perfectamente con cualquier tipo de condición meteorológica, ya sea sol, como lluvia o nieve.
    • Mantenimiento: al igual que la madera requiere un gran mantenimiento con tal de que se mantenga en buen estado en el exterior de nuestra vivienda, el suelo porcelánico imitación madera únicamente se debe limpiar como haríamos con cualquier otro. No es necesario ningún mantenimiento específico para que este tipo de suelo se mantenga en perfectas condiciones durante muchos años.
    • Antideslizante: gracias a la textura y acabado del que dispone el suelo porcelánico imitación madera, no permiten que la superficie sea deslizante. De esta forma, aunque pongamos una piscina y los niños corran continuamente por su superficie, nunca correrán riesgo de caerse y hacerse daño.
    • Resistencia al desgaste: el suelo porcelánico imitación madera se utiliza normalmente en lugares muy concurridos, por lo que eso demuestra su alta durabilidad y resistencia al desgaste.

Una vez conocemos todas las ventajas de este tipo de suelo, es el momento de escoger el acabado y color que mejor combine con nuestro jardín y disfrutar de sus ventajosas prestaciones.